martes, 19 de julio de 2016

G2H 2016.

08,09,10/07/16. Cita reservada en muchos calendarios ultreros. Celebración de la prestigiosa Ehunmillak, trazado reservado para los elegidos. Esta gran prueba es acompañada unas horas más tardes por el denominado “trazado corto” G2H y un maratón que cierra un gran fin de semana de carreras de montaña. 

En este caso la prueba intermedia G2H es la elegida desde hace meses por 4 ilusionados y valientes novatos. Tras las semanas de preparación, llega el momento. 18.30 h del viernes 08, quedada en nuestro lugar natural de encuentro. Como si se tratara de la primera excursión a Arrate de un niño de aurreskola, cada uno con nuestras 3 mochilas de material y una más grande de ilusión nos dirigimos al lugar del evento. Media horita larga de trayecto, aparcar el coche en el parking habilitado para los corredores, recogida de dorsales, paseíto por las animadas calles de Beasain, cenita ligera, cafecito de rigor y al tajo. 

Cuidadosamente y sin olvidarnos de nada nos fuimos enfundando la ropa y material que nos iba a acompañar durante las próximas horas (o esa era la clara intención de todos). Tras dejar la mochila con material de cambio y otro paseíto para inspeccionar los primeros metros de la prueba, entramos en el corralito. Corrían las 22.15 h. Había nervios pero se podían llevar. 

Como bien nos recordó el alcalde de Beasain y el director de la prueba, el mero hecho de estar en la “parrilla” de salida y haber llegado en condiciones tras las horas de entreno que a buen seguro y cada uno dentro de sus posibilidades llevábamos en nuestras piernas, ya era un triunfo. Lógicamente esto anima, pero para nada nos permitimos que esto fuera un consuelo. Estaba claro que no habíamos venido a salir en la foto de salida y el llegar a Beasain horas después, cada uno con su planteamiento de carrera, era el único pensamiento que reinaba en nuestras mentes. Que íbamos a dar todo lo que nuestras piernas y cabeza pudieran estaba asegurado, y con esta premisa y con puntualidad germana, a las 23.00h se dio el banderazo de salida. 

Al ya esperado gran ritmo de inicio de la primera mitad del pelotón, se unieron los gritos de ánimos de los cientos de personas que abarrotaban los primeros metros del trazado y que por un momento le hacen sentirse a uno importante J. Espectacular y motivador inicio. 

Apenas en 2-3 Km fuimos cogiendo cada uno nuestra posición, los dos “máquinas” de nivel superior en la primera mitad del pelotón, y mi compañero y confidente David en el último tercio. Este era el planteamiento inicial que íbamos a pelear hasta el final para conseguir nuestro gran objetivo de volver al punto de partida en Beasain. 

Con una agradable pero húmeda noche sobre nuestras cabezas recorrimos a paso tranquilo los primeros Km hasta llegar al primer avituallamiento de Zaldibia. Gran ambiente para ser casi las 00.00 h. Tras el llenado de botellines y dar los primeros bocados de sólido, nos adentramos nuevamente en la noche. Mi compañero de viaje empezó a notar los primeros síntomas del lógico cansancio que la falta de entrenamiento le estaba originando. Esto era un hecho, pero bajo ningún objetivo iba a ser motivo de nada que no fuera seguir hacia el siguiente objetivo, Larraitz, inicio de una bonita ascensión. 

Ya de madrugada y tras superar este segundo tramo, comenzamos a arañar los metros de desnivel de la primera ascensión importante de la prueba. Siguiendo el ritmo planificado y siempre guardando fuerzas llegamos a Txindokiko Lepoa, lugar donde al son de la espectacular Txalaparta nos tomaron el tiempo para seguir por un agradable terreno hasta Uarrain.  

Con la noche ya en su ecuador llegamos al último punto antes de iniciar la bajada a Lizarrusti. Con el cansancio en las piernas tras los ya 35 Km recorridos llegamos a Lizarrusti donde aprovechamos para comer e hidratarnos bien para afrontar el tramo más largo antes de llegar a Etxegarate. Eran 14 km sin desniveles importantes pero con sus “sube-baja” que en todo momento nos recordaban que esto no era una popular de asfalto, sino una importante y exigente prueba de montaña. 

Corrían las 07.00h cuando coincidiendo aproximadamente con el Km 42 apagamos el frontal. El primer tercio de carrera estaba superado. La bruma nos impidió ver los primeros rayos de sol, pero con la siempre bienvenida luz del día y tras unos Km de terreno no muy técnico y 3 Km de pérdida (ya todo un clásico en mi personaJ), llegamos a Etxegarate con más de la mitad de la prueba superada. El cansancio seguía acumulándose y los ánimos decaían en mi compañero, cuya carrera de piernas había terminado y comenzaba la mental de verdad.  

Con gran actitud y como no podía ser de otra manera, tras una parada más corta de lo previsto emprendimos la marcha. Fueron sin duda los Km de más dureza mental, momentos en los que mi compañero tuvo que luchar con todas sus fuerzas contra la ya continúa amenaza del abandono que llevaba arrastrando km atrás. Gracias a su gran capacidad de superación y estoy seguro que por no escuchar más mis continuas “charlas” y mensajes  J, conseguimos llegar ya con el calor de la mañana a San Adrian. Nos esperaban 9 largos Km de desnivel, altas temperaturas y mucho cansancio acumulado, pero estábamos convencidos de que si lográbamos superar este tramo y llegamos a Oazurtza con un mínimo de fuerzas, la línea de meta podía ser claramente una realidad. 

Y así fue. Con muchísima prudencia y respeto al desnivel, bajando ritmo por el calor y con la ilusión y motivación de seguir adelante (clave en estos momentos), conseguimos a la hora del ángelus (12.00h) alcanzar la poblada cima del siempre espectacular Aitzgorri y comenzar el descenso a Urbia. Durante el mismo dimos muy buena fe a lo que siempre dicen los grandes montañeros: “la ascensión a una cumbre no termina hasta que se desciende de ella”. Las ya castigadas piernas y lo técnico del terreno obligaron a armarse de prudencia y tirar de cuádriceps para no hacerse daño. 

Con el calor en su máximo esplendor y tras una breve parada líquida, encaramos el último ascenso importante de la prueba. Manteniendo ritmo y con el sol de cara hicimos cima en unos 35-40 minutos para seguidamente hacer frente con éxito al también último descenso importante. Corrían ya las primeras horas de la tarde cuando llegamos a Oazurtza, que con un disponible manguerazo de agua nos recordó que estábamos en el Km 68. La meta era nuestra y los dolores se fueron poco a poco convirtiendo en esperanza. 

Tras mucha hidratación y unos minutos de descanso enfilamos el penúltimo tramo. Llegados a este punto y salvo percance no deseado, la gloria de Beasain estaba en nuestras manos. Eran 10 Km de bajada y repechos hasta el último avituallamiento, que como no podía ser de otra manera y a estas alturas de carrera se hicieron bastante cuesta arriba. 

16.00 h, llegada a Mutiloa. En este caso yo no me resistí y me pegue un manguerazo de cuello para arriba, vaticinio de un final feliz? Tenía toda la pinta. 

El calor seguía recordando que estábamos en Julio, pero nuestra mente ya solo pensaba en que la cruzar la meta de Beasain era un hecho. Con esa fuerza y sin que estuviera previsto, empezamos a correr los primeros metros. Nos encontramos cómodos y así seguimos, adelantando a varios compañeros por debajo de la reserva y ratificando que el planteamiento de carrera había sido el adecuado.  

Y así pisamos el asfalto urbano. El reloj marcaba casi las 18.00h, y las inicialmente desérticas calles de Beasain nos abrieron el camino a la gloria. Al mismo ritmo trotero que empezamos el tramo, al son del ya abundante público que ya había en los últimos metros, y con algo más de 19 h de travesía a nuestras espaldas cruzamos victoriosos la línea de meta. Como dicen los expertos en la materia, si ganar es dar lo mejor de uno mismo, vencer el miedo a lo desconocido y no dar nunca nada por perdido, habíamos ganado con crecesJ.  Zorionak David!! Como diría Amstrong: “el dolor es pasajero, pero la retirada es para siempre” J 

Ya en meta los primeros en darnos las primeras bendiciones fueron nuestro dos compañeros de viaje ,que al igual que nosotros consiguieron con nota ganar su carrera dos horas y media antes. Zorionak Jesus eta Fito. Lasterketa eta emaitz bikaina. 

Con los objetivos cumplidos y más o menos enteros, recogimos el preciado cortavientos de finisher que nos recordará en los inviernos lo que conseguimos realizar un largo día del verano del 16.
 
Aprovecho para dar mi más sincera enhorabuena a todos los KKT eros participantes en la prueba reina. A los que terminaron y a los que no. Zorionak benetan!! Tenéis toda mi admiración y respeto solo por el hecho de apuntaros y prepararos para una prueba de tal calibre. 

Termino mandando mis sinceros deseos de ánimo para todos los KKT eros que por temas personales o problemas con las lesiones no han podido participar en las últimas pruebas. Seguro que no es el sitio donde quieren estar, pero así de injusto es a veces esto. 

Un abrazo especial para el veterano del grupo, que últimamente tampoco le han acompañado las lesiones y que muy a su pesar ha tenido que seguir las últimas pruebas desde la barrera. Ánimo Iosu!! El monte y todos nosotros necesitamos que vuelvas pronto a la competición J.
 
Borja

5 IRUZKIN · COMENTARIO:

Iker Iriondo dijo...

aupa Borja!!!! zelako gozatua!!! zorionak lasterketa eta batez ere kronika gaitik!!!jajajaj por fin uno q escribe kon ganora!!! zorionak david buru gogorra daukazula dirudi!!!! ia laister elkartzen geran mendian

Ivan Arriola dijo...

Edarra kronika Borja. Tu fuiste a hacer la ultra o a coger apuntes? jajajaj

Buen trabajo tanto individual como equipo en la G2H, utilizando cabeza, como buen Aleman y ayudándole a David en todo momento. Sigue así, a ver cuál es el siguiente reto que superas/superáis.

David, ultretako lekzioa ikasita? paciencia, no emocionarse hacia abajo,....ajajaj. Esos piques en las salidas puntualmente.

Ale ale ale, disfrutar de la experiencia, recuperar en vacaciones y a partir de septiembre a fijar nuevos objetivos.

iosu dijo...

Kaixo,si la anterior kronika fue sobresaliente esta entra como antologica por la forma de transmitir las sensaciones de una ultra con tanta nitidez.
Tengo que decir que aunque no pude participar en ninguna de las pruebas in situ, me hicisteis sudar de lo lindo delante de una pantalla y como soy bastante dado a estadisticas una vez mas las de los kkt fueron los que mejor progesion hicieron en la competicion por lo que doble felicitacion ( acabar y leer la carrera correctamente).
Aprovecho para felicitaros a todos pues fui testigo en algunos tramos de que disteis lo mejor de vosotros Zorionak.
Eskerrik Asko Borja por los animos y si todo va como espero en otoño estare de nuevo opèrativo , sabes que cuando me caigo me levanto rapido.
Ha sido un placer leer tur kronika
Han Ie

Javi Aldai dijo...

Un placer leer cronica. Una leccion de buena escritura. Zorionak!! Algunos veteranos ya tenemos de dondo aprender.
Me siento participe de vuestro triunfo y me da una gran alegria. Zorionak!!
Que sigan los entrenos, las carreras, las cronicas y que vengan nuevos retos.
Han IE!!

IGOR AZURMENDI dijo...

Zorionak Borja!! Kriston karrera egin zenuten, atzetik aurrera, ultretako edozein beteranok baino hobeto!! Hasiera baino ez izatea espero dut, oraindik abentura asko ditigu eta gozatzeko eta kontatzeko... kronika ere mundiala!! Eskertzen da besteen bizipenetaz ere gozatzea!!